Responsabilidad

La adopción de un ave de compañía no es una cosa que haya que tomarse a la ligera, sobre todo no tienen que ser motivada por un flechazo delante de un escaparate de una tienda de animales o de un criador. Lo que es importante, para la adopción de cualquier animal, lo es todavía más cuando se trata de un loro que puede tener una esperanza de vida comparable o incluso superior a la de un ser humano.

Jaula para LorosEsta decisión de adopción ha de ser bien reflexionada y se debe tener la seguridad de poder ofrecerle a su mascota las condiciones de vida adecuadas y de elegir la especie que mejor cumple con sus propias aspiraciones.  Nosotros vemos demasiado a menudo gente separarse de su loro al cabo de un año, incluso menos a veces porque se han lanzado a una aventura que no pueden asumir. Por ello es necesario informarse sobre la especie que más nos conviene y evitar la compra antes de tenerlo perfectamente claro.

Los criadores serios, que conocen bien sus aves, podrán daros este tipo de información con bastante precisión, incluso algunos se negarán a venderle un ave sin no están seguros de que tenéis el perfil y las aptitudes para adoptar esa especie en concreto.  Tienes que saber que los loros son aves sorprendentes con colores magníficos, que están dotados de una inteligencia comparable a la de un niño de 5 años, que les gusta dar y recibir mucho afecto y cariño para con su amo, pero que a veces tienen un fuerte carácter, son destructores, sobre todo con los muebles de la casa, que pueden vivir más de 80 años, y que son sensibles al estrés porque llevan mal la soledad y el aburrimiento, y que ciertas especies, pueden gritar muy fuerte, lo cual no agrada demasiado a los vecinos. La tenencia de la mayoría de las especies está regulada. Hay saber que no se debe adquirir un ave que no esté anillada, pues su origen podría ser la importación o ser un ave sustraída a su dueño de forma ilegal.

Si decides comprar un ave de importación salvaje, serás cómplice de de la despoblación de las selvas tropicales. Además debes tener en cuenta que la captura se hace de una manera absolutamente traumática, así como todo el proceso que le sigue hasta que el loro llega a su casa (por no mencionar el hecho de que nosotros somos los peores enemigos naturales de los loros).

Esto hace que los loros salvajes permanezcan asustados durante mucho tiempo e incluso que no haya manera de conseguir que se tranquilicen en nuestra presencia. Son aves realmente sensibles y perciben este trato, quedando algunas traumatizadas de por vida. Aquí tenemos algunas reglas generales (algunas especies tienen requerimiento más concretos y particulares) que hay que respetar para que su ave sea feliz.

La Jaula

jaulamacawsDale a tu loro una jaula bastante grande, tendrá como mínimo que poder estirar sus alas sin tocar en los lados.  No dudes en dejar que tu loro pueda salir, debe de hacer ejercicio aunque hay que tener en cuenta que la mayor parte de los loros odian el sol y adoran la lluvia.

Ten una relación muy interactiva con tu ave, no dudes en jugar con ella, háblale muy a menudo, te sorprenderá descubrir un ser dotado de una gran inteligencia y cuya personalidad es particularmente intrigante. Dále un régimen alimentario sano, una buena alimentación tiene que ser adecuada para cada especie.

Aquí podéis encontrar algunas dietas adecuadas para las diferentes especies. Asegúrate de que tenga una buena higiene y un ambiente limpio.  Evita hacerle respirar humos y olores tóxicos, sobre todo si lo instalas en su cocina (cuidado especialmente con las sartenes nuevas de teflón al estrenarlo o quemarse emite vapores letales para los loros). Limpia a menudo su jaula, y sobre todos los recipientes donde come y bebe.

Ha de dormir de 10 a 12 horas al día, además de una pequeña siesta por la tarde. Hay que ofrecer muchos juguetes diferentes y no dudar en dejar una radio o la Televisión encendida durante su ausencia.  Ten cuidado, si abusas de esto último, puede que tu loro adopte una voz metálica o se parezca a la de su radio. Intenta evitar, que tu ave te de besos sobre su boca, y absorba así saliva. Ciertas bacterias inofensivas para nosotros, pueden ser fatales para tu ave si su sistema inmunitario es frágil. Intenta evitar poner tu ave expuesta a pleno sol, los cambios bruscos de temperatura, y corrientes de aire.

Estas reglas son válidas para todas las especies de loros, sin embargo el carácter podrá ser diferente según la especie de loro e incluso según el ejemplar en concreto.  Una sola regla existe “Nunca hay que generalizar”. Los criterios de elección de tal o cual especie, no deberían limitarse exclusivamente a la estética del plumaje o al precio, sino que hay que valorar muchas más características. Presta atención a la edad del ave cuando la compres, cuanto mayor sea, peores serán las condiciones de adaptación a su entorno familiar.

Es siempre mejor adquirir un ave criado a mano que acaba de ser destetada, te tomará cariño muy rápidamente, las aves con edad avanzada necesitarán más tiempo para adaptarse.

Nunca hay que olvidar

Nunca compres un loro de importación, asegúrese que el ave que quieres adquirir esté anillada con anilla cerrada. Un Loro de Importación será causa de muchos problemas y será normalmente muy desdichado. No se le podrá acercar o acariciarlo.

Numerosas especies están en vías de desaparición en su medio natural a causa de devastadoras y abusivas capturas. Cuando compres un loro, asegúrate que proviene de un criadero. Intenta aprender sobre la psicología de estas aves, aprende a amarlas, entenderás que este punto es importantísimo, un ave maltratada supone un trauma enorme del que puede que nunca se recupere, los loros son animales inteligentes que no olvidan.

Es mejor escoger un ave criada a mano ya independiente y destetada, ya que no necesitará ser domesticada, solo entrenada, por eso tiene que buscar un buen criador y reservarla.