BA627
  • Anna Berto
  • Blog

Trucos para agilizar el aseo en nuestros loros

A todos se nos hace una montaña la rutina de limpieza de nuestros loros, especialmente cuando toca madrugar para hacerlo antes de irse a trabajar. Esto es especialmente tedioso si tenemos más de un loro y se hace duro si tenemos una colección importante de aves.

Hay que planificarse para hacer la rutina de limpieza y alimentación más sencilla y llevadera. Y involucrar a todos los miembros de la familia.bird-mess

La preparación de sus alimentos la noche anterior puede facilitar las cosas. Dejaremos un bowl con la fruta y la verdura cortadas, bien tapado y en la nevera. Por la mañana solo deberemos repartir este alimento en los platos, lo que sobre lo volveremos a poner en la nevera bien tapado. Esto nos ahorrara unos valiosos minutos por la mañana.

Una aspiradora es un excelente aliado para el propietario de los loros, ya que facilita el trabajo de limpieza. Los loros son animales especialmente sucios que dejan restos de comida y plumas en el suelo y en el fondo de la jaula y esto debe ser limpiado diariamente. Normalmente es necesario limpiarlo dos veces al día. A última hora de la tarde y por la mañana, posteriormente a su hora de desayuno, ya que suelen ensuciar bastante.

bird-cage-brushes

Si se tienen muchas jaulas es interesante tener varios juegos de recipientes para el agua, ya que el trabajo consistirá en retirar los cuencos sucios y poner los limpios con agua fresca. Los sucios pueden ponerse en el lavaplatos o colocarse en la cocina para su posterior limpieza.

El fondo de la jaula (periódicos, sustrato, etc.) no necesita ser cambiado cada dia, con dos veces por semana suele ser suficiente. Para ello dejaremos preparado por la noche aquello que vayamos a utilizar por la mañana. El sustrato del fondo de la jaula es necesario para una buena higiene de la misma y protege el metal de la corrosión. Las jaulas son caras y debemos alargar su vida al máximo. Cuanto más limpiemos la jaula, antes se estropea. Para eso está el periódico, para hacerlo todo más sencillo.dscn2192

Cuando se retiren los cuencos de la comida es interesante ponerlos en remojo para que su limpieza sea más sencilla. Los cuencos deben lavarse cada día, ya que de lo contrario pueden generar patógenos.

Una vez por semana, es necesario limpiar la jaula a fondo con un estropajo y jabón para retirar los restos de heces y comida de los barrotes. Para ello suele aprovecharse el fin de semana que se dispone de más tiempo libre.