No image
  • Anna Berto
  • Blog

Las pipas en la dieta del loro

Las pipas siempre han formado parte de las dietas de los loros de aquellos propietarios malinformados que se piensan que es lo mejor para ellos. Se dice que si el loro las consume con tanto gusto, es que son un alimento idóneo para ellos. De la misma manera podríamos deducir que un niño se puede alimentar de lacasitos o de gominolas perfectamente, en lugar de darles pesado o acelgas. Algunos llegan a afirmar que las pipas son “adictivas” para los loros, tanto que incluso rechazan cualquier otro tipo de alimento. Esto no es del todo cierto, no es que las pipas sean adictivas como puede ser la cafeína. Es más bien que al loro le gustan tanto, que las prefiere antes que un alimento. Y en algunos casos, sabe que cuando no coma otros alimentos como fruta u otras semillas, con nuestro miedo a que el loro “muera de hambre” pondremos pipas nuevamente en su comedero. Son demasiado listos.

P1010078

Muchos conocemos o hemos escuchado algún caso de un loro alimentado solo a base de pipas que ha durado mucho tiempo o que no ha tenido problemas de salud. Esto no quiere decir que la dieta a base de pipas sea buena en absoluto. Por cada uno que consume pipas exclusivamente y no le pasa nada hay otros cinco que sufren todo tipo de patologías relacionadas con la mala nutrición.

Las pipas de girasol son ricas en vitamina E, vitamina B1, B6 y algunos oligoelementos como magnesio, selenio, hierro y hierro (algunos de los cuales también pueden ser perjudiciales en exceso)

Sin embargo son pobres en vitamina A y calcio y excesivas en grasas.

Esto quiere decir que no deben excluirse de la dieta, pero ofrecerse con mucha moderación.

tumblr_m5208xukMP1r2wrwho1_1280

Una dita exclusiva en pipas puede tener estos efectos en nuestros loros:

Hígado graso y insuficiencia hepática por exceso de lípidos en la dieta. Especialmente en loros amazonas, pionus y ninfas. Se puede observar un plumaje pobre y sobrecrecimiento del pico en muchos casos.

Hipovitaminosis A, frecuente en yacos y amazonas. La hipovitaminosis tiene diversos efectos en el organismo del animal, como hiperqueratosis en narinas, pico y patas, la imnunosupresión o la infertilidad. El ave es más susceptible a sufrir patologias secundarias, ya que su cuerpo no está preparado para luchar contra ellas.

Hipocalcemia. Las semillas de girasol son muy bajas en calcio. Si a eso le sumamos que el ratio Ca:P no es correcto y que la grasa que contienen impide su absorción, tenemos un problema de carencia de este mineral. Esto se traduce en convulsiones, debilidad muscular, parálisis y debilidad ósea (más fácil que se den fracturas).

Obesidad. Muy frecuente en amazonas alimentados solo con pipas que hacen muy poco ejercicio. La obesidad puede dar lugar a problemas cardiovasculares (puede producir muerte súbita), problemas hepáticos y problemas respiratorios.

images

Insuficiencia renal. Por exceso de grasa en los riñones.

Picaje. Todas las alteraciones nutricionales pueden acabar en problemas de picaje y automutilación, por diversos motivos.

¿que hacer ante un loro que solo come semillas de girasol?

Es muy importante cambiar su dieta. Para ello hay que armarse de paciencia.

Por internet pueden encontrarse muchas pautas de como cambiar la dieta de nuestro loro. Todas ellas en general requieren mucha paciencia y hay casos en los que no se consigue.

Jamás se debe hacer un cambio brusco de dieta a un loro, ya que puede traer consecuencias negativas (desde problemas digestivos a la muerte por inanición por no reconocer el nuevo alimento como tal).

cheeky-eating-sunflower-seed

Método 1 de cambio de dieta. Este es un método muy sencillo pero que requiere mucha constancia. Se trata de administrar el alimento en tres tomas diarias, en las cuales primero ofreceremos durante 10-15 minutos el alimento habitual del loro (las pipas) y posterormente lo sustituiremos por aquel alimento que queremos que consuma. El loro irá consumiendo algo de alimento para no morir de inanición pero pasará hambre, con lo cual tarde o temprano sentirá curiosidad por otros alimentos como el pienso, la fruta o otras semillas. A medida que vaya picoteando el otro alimento se irá retirando las pipas (quitando primero la toma de mediodia, luego la de la mañana y finalmente la de la noche, como cuando destetamos un pichón) pero siempre controlando el peso, forma física y deposiciones del animal.

Método 2 de cambio de dieta. Se trata de un método que no funciona muy bien, ya que el loro es inteligente y es capaz de seleccionar aquel alimento que más le gusta. También se llama el método gradual y consiste mezclar las pipas con aquel alimento al que le queremos introducir. El loro primero consumirá las semillas y posteriormente puede interesarse por el otro alimento o dejarlo tal cual. Este mecanismo requiere mucha paciencia.

Método 3 de cambio de dieta. Es sin dunda el más drástico y solo debe usarse en ejemplares adultos sanos. Se trata de ofrecer a primera hora de la mañana el alimento nuevo, cuando el ave tiene más hambre. Y no es hasta el final de la tarde cuando pondremos una pequeña cantidad de pipas en el comedero para que no se muera de hambre. Es normal que los primeros días esté todo el día sin comer. Pero poco a poco irá mostrando interés por el nuevo alimento, ni que sea por aburrimiento hasta que finalmente descubra que es comestible y lo consuma.

Aparte de estos métodos hay algunos trucos que nos pueden hacer el cambio más sencillo.

– Animar al loro a consumir el nuevo alimento haciendo como que nosotros lo comemos.

– La presencia de otro loro que si que lo consuma a veces los anima a imitarlo

– Mezclar el nuevo alimento con algun sabor que le sea familiar al loro (zumo, pan, etc.)