806e9be9b84ab4c923cf7e182f2239b6
  • Anna Berto
  • Blog

La coloración del plumaje como indicador de salud

La coloracion de las plumas esta determinada por dos factores: los pigmentos que son depositados durante el desarrollo de la pluma y las características estructurales de la pluma que alteran la absorción/reflejo de la luz.

Las características estructurales de la pluma pueden ser inherentes en el desarrollo de la pluma o pueden ser inducidas por materiales que son colocados en las plumas después del desarrollo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Si una pluma refleja todas las longitudes de onda la veremos blanca. Si por el contrario, absorbe todas las longitudes de onda, la veremos negra. Los colores oscuros parecen ser más duraderos que los colores claros.

La pigmentación de las plumas puede tener la función de absorber o repeler el calor (mediante los rayos solares), advertir depredadores, actuar como camuflaje o tener un rol reproductivo. La capacidad de las barbas y las barbulas  de dispersar o reflejar las variaciones de longitud de onda es lo que causa la iriscencia y el brillo de las plumas.

photo_1.153180340_std

Las tonalidades azules son producto del reflejo de el espectro de luz azul mientras absorbe el resto de longitudes de onda mediante los granulos de melanina.  Los tonos verdes son habitualmente resultado de pigmentos y más habitualmente la combinación del efecto azul del reflejo de luz junto a pigmentos amarillos.

7f1d658ae50bbed91f548f6e0d25a156

La coloración de las plumas tiene a ser mas intensa y brillante en la zona dorsal (la que está expuesta) y mas palida en la zona ventral. Parte de la coloración rojiza en los apéndices de las aves (zonas distales) suele estar causado por vascularización y no por pigmentos. Podemos pellizcar dichas zonas y observaremos como empalidece para comprobar la vascularización de la zona.

La iriscencia normal de las plumas esta producida en parte por los lípidos derivados de los queratinocitos (células de la queratina) y este brillo habitualmente está ausente en animales con anormalidades clínicas, y vuelve a mostrase cuando el pájaro responde a tratamiento. La brillo de las plumas oscuras se ha relacionado con los pigmentos liposolubles verde y rojo que son sintetizados por el pájaro (melaninas y porfirinas) o son absorbidos de la dieta (carotenos y xantofilas)

A veces nos encontramos en cambios de la coloración de nuestros loros puede cambiar sin haber mudado el ave; esto es común en ninfas con plumas amarillentas, secundarias a una biliverdinuria crónica (enfermedad hepática) que cuando responden al tratamiento para hepatitis, las plumas regresan a su coloración blanca habitual, debido a que la carga de biliverdina es sustituida por lípidos carentes de dicha sustancia, mediante la síntesis por parte de los queratinocitos.

e9de2cccad55693dadc35e1806cec47e--the-world-parrots

Algunos pigmentos derivados de la glandula uropigial (amarillos y rojos) son extendidos en las plumas, donde el pigmento permanece brillante hasta que se destiñe a causa de la oxidación, debída a la exposición al aire y la luz. En aves sanas el brillo de la pigmentación permanece debido a que el ave adiciona nuevos aceites sintetizados por la glandula en su acicalamiento. Este proceso permite que el ave pueda sufrir variaciones en la coloración de su plumaje sin experimentar una muda. Está también relacionado con los lípidos de la dieta (dietas ricas en grasas hacen que el ave produzca mas aceite en su glandula y pueda realzar su color); este tipo de coloración no se produce en las psitácidas.

Los loros tienen un pigmento exclusivo llamado psitacina, que es sintetizada en el folículo de la pluma coloreando la misma. Este pigmento varia entre el rojo y el amarillo y puede estar de forma pura o mezclado con otros pigmentos, como la melanina, dando las tonalidades amarillo sucio o verde oliva, pudiendo llegar a negro si la concentración de melanina es muy elevada (enmascara la psitacina). La perdida genética de este pigmento es la responsable de las mutaciones azules y blancas de los periquitos, o de la mutación carablanca en las ninfas. La ausencia de melanina debida a anomalías en los genes que codifican los enzimas participantes en su síntesis hace que en ciertas mutaciones también desaparezca el negro.

Pigmentos que podemos encontrar en las plumas:

Melaninas: hace que las plumas sean mas densas y resistentes al desgaste. Estos pigmentos combinados dan coloración negra, marron, rojiza, amarilla, roja, violeta y tonalidades castañas. En solitario, dan una tonalidad apagada a la pluma. La melanina se encuentra en los melanocitos de la piel y las plumas y en las células del epitelio pigmentado de la retina (también da color al iris del ojo). Cabe decir que existen dos tipos de melaninas en las psitácidas: la eumelanina (negra) y la feomelanina (rojiza).

Carotenoides: rojo intenso, naranja, amarillo; estos pigmentos son obtenidos en su totalidad de las plantas. Este tipo de pigmentos no afectan a la coloración de las psitácidas, ya que pese a absorberlos, no los fijan en sus plumas. Es por ello, que no podemos variar el color de una psitácida mediante la dieta, a diferencia de otras aves, como los canarios.

Xantofilas: amarillo intenso; también son absorbidas en la dieta. Tampoco se da en psitácidas.

Porfirinas: algunos tonos de verde, rosado, rojo.

Psitacina: es exclusivo de las psitácidas y es el responsable de las tonalidades amarillas y rojas.

Colores estructurales:

Debido a la difracción de la luz blanca a través de las capas de queratina de la pluma, las cuales actúan como un prisma, podemos encontrarnos tonalidades azules, blancas o violetas. La iriscencia es producida por reflejo de la luz en las diferentes capas de forma diferente, que varia según la posición de la pluma respecto a la luz.

Cuando compremos un ave, deberiamos saber cual es la coloracion normal de la especie para que no nos cuelen un ejemplar con una coloración anormal que puede ser patológica aunque nos intenten hacer creer que se trata de algo normal o incluso de una mutación.

Podemos encontrar coloraciones aberrantes en nuestros loros como por ejemplo:

Manchas rojas o tonalidades rojas en zonas corporales de agapornis roseicollis que en condiciones normales deberían ser verdes; se sospecha de problemas en la dieta o de parásitos hemáticos.

IMG_4824

Plumas anormalmente amarillas en amazonas o plumas ectópicas rojas o rosadas en yacos, están asociadas con hepatopatías (también causan disminución en la producción de polvillo de las plumas, que se traduce en un aspeco brillante del pico de las cacatúas y los yacos), disfunciones renales o enfermedades sistémicas; en el caso de los yacos, en algunos casos se ha relacionado con PBDF, que en yacos puede ser un primer síntoma de la enfermedad, aunque el pájaro aparentemente esté sano (enfermedades de los folículos, deficiencias nutricionales, aspergilosis o otras patologias también puede tener ese efecto).

f9d754161bafd6084caa98730d65e566

El color amarillo intenso o excesivamente oscuro en carolinas puede ser secundario a hepatopatías (sobre todo secundarias a clamidia) aunque también pueden ser debido a mutación (pero en ese caso, cualquier cambio en la coloración del plumaje debe ser secundario a una muda y no de forma espontanea) y se ha visto una notable predisposición a padecer problemas hepáticos en ninfas lutinas (Harrison, Clinical avian medicine).

Una mala dieta (rica en pipas) junto una carencia de frutas en la alimentación y ausencia de luz natural también puede derivar en un ennegrecimiento de las plumas por una exposición excesiva de la melanina y una perdida del pigmento azul o verde.

jacksback

La deficiencia de colina, riboflavina y lisina durante el desarrollo también se puede traducir en alteraciones de la coloración. En el caso de las ninfas, una deficiencia de vitaminas del grupo B puede asociarse con manchas difusas amarillas en las plumas que deberían ser grises en su totalidad. La falta de aminoácidos esenciales puede también dar cuadros de plumas amarillas en psitácidas verdes, debido a la perdida de pigmento azul.

Algunos medicamentos y suplementos vitamínicos pueden alterar la coloración de las plumas de las aves, pero estas recuperan su color habitual después de la muda.

Ningun cambio de coloración en las plumas es patognomónico (es decir, exclusivo) de una alteración hepática.

Las mutaciones son formas anormales de coloración en las especies aviares obtenidas por selección genética. Muchas de estas mutaciones han sido fijadas mediante endogamia causando un déficit en la resistencia a enfermedades, mayor predisposición a padecer alteraciones metabolicas, reducen la esperanza de vida (incluso un tercio de lo normal) y pueden derivar también en problemas reproductivos (disminución de la fertilidad, falta de comportamiento reproductor, etc.); un estudio en Australia ha determinado una mayor incidencia de PBDF en agapornis mutados que en ancestrales (Harrison, Clinical avian medicine).

Para diferenciar colores patológicamente anormales de muda, nos plantearemos: como ha sido desde siempre? Si tenemos una ninfa que desde siempre ha sido color amarilla, podemos pensar que se trata de una tonalidad debida a su mutación. Si tenemos una ninfa amarillo palido, que de un dia para otro empieza a oscurecerse, mas bien deberíamos pensar en alguna alteración en su metabolismo.

Cuidado con los animales jóvenes que realizan su muda y adquieren su coloración de adultos. A veces, los machos jóvenes, cuando empiezan a mudar adquieren tonalidades extrañas que hacen pensar en que el animal esta enfermo, cuando en realidad solo esta adquiriendo su color de adulto.

Pairs