colorines
  • Anna Berto
  • Blog

Ficha técnica de la cotorra argentina

Nombres comunes: cotorra argentina, cotorra monje, perico monje, cotorra de pecho gris, cotorra común. Curiosamente, la cotorra argentina no está clasificada en el grupo de los conuros.

Mide unos 29 cm y pesa entre 120 y 140 gramos de media, siendo los machos más grandes que las hembras, aunque no es muy evidente.

cotorritas

Subespecies:

  • m. monachus: verde oliváceo, con la parte inferior del cuerpo amarillenta. Las plumas de vuelo son azules, al igual que la cola. La cabeza tiene un ligero tinte azulado. La cara, el pecho y la frente son de color gris claro, con escamas más oscuras en la zona central del pecho.
  • m. calita: más pequeña de tamaño, el bajo abdomen tiene un tinte azulado, pero no la cabeza. El pico es proporcionalmente mas pequeño.
  • m. cotorra: verde brillante en general, mismo tamaño que calita.
  • m. luchsi: carece del barrado del pecho. El vientre es mas amarillento.

boliviana y argentina

Los individuos jóvenes son como los adultos, pero la cabeza es más verdosa.

Hábitat:

  • m. monachus: sudeste de Brasil, Uruguay y noroeste de Argentina (hasta Buenos Aires).
  • m. calita: oeste de Argentina.
  • m. cotorra: Brasil, Bolivia, Paraguay y norte de Argentina (Formosa, Chaco y Corrientes).
  • m. luchsi: Bolivia.

Habita en bosques secos, campo abierto, bosques de galería, campos de palmeras, sabanas y zonas con cactus. También visita los campos de cultivo y en muchos casos, los núcleos urbanos, especialmente las poblaciones introducidas.

Alimentación y ecología:

La alimentación en libertad es a base de semillas, tanto silvestres como cultivadas (sorgo, maíz, arroz), frutas, vegetales, flores, brotes, insectos, larvas, que toman de los árboles y el suelo, a menudo en grupos de 50 aves o incluso más. Se mueven en ruidosos grupos, que se desplazan en vuelos rápidos, batiendo las alas si elevarlas por encima del cuerpo. En vuelo, repiten un fuerte y áspero “krrah krrah“, mientras que cuando están posadas pueden emitir regularmente un débil parloteo “roooarh“. Esta cotorra tiene hasta 9 vocalizaciones diferentes en estado salvaje.

Esta cotorra ha sido introducida en numerosos países norteamericanos (USA, Canadá) y europeos (Italia, UK, España, Holanda, Francia y Bélgica) gracias a la importación y las sueltas. Las cotorras de nuestro país son de la subespecie monachus monachus.

Sus poblaciones actualmente no se encuentran amenazadas y han aumentado de número desde 1981. Pese a ello, se ha importado masivamente en un pasado. La subespecie luchsi es la más vulnerable, por tener una recoto adultaducida área de distribución.

 

Su época reproductiva en libertad es sobre Octubre y diciembre y crían en nidos comunitarios, construidos en los árboles por el grupo de cotorras, con estructuras complejas y múltiples entradas. La hembra deposita entre 5 y 7 huevos de 2’8 x 2’1 cm que son incubados durante 23-24 días. Los pichones son cuidados por el grupo hasta su total independencia. El nido lo utilizan para dormir fuera de la época reproductiva.

En casa:

Como mascota, las cotorras argentinas han demostrado ser aves muy inteligentes, cariñosas, sociables con una elevada capacidad de mímica. A su vez, pueden mostrarse celosas o agresivas en época de celo, especialmente contra personas desconocidas. Parece ser, que los machos son más territoriales y tienen tendencia a elegir una persona favorita y actuar de forma agresiva contra el resto. Cabe decir, que su nivel de voz puede ser de moderado a elevado en momentos puntuales, por lo tanto es algo que deberemos tener en cuenta a la hora de su adquisición. Puede durar hasta 25 años si está bien cuidada. Son fáciles de amansar incluso no papilleras. Una cotorra mal criada o mal socializada puede volverse excesivamente chillona y agresiva, por lo que es muy importante su crianza.

quakers2

Es muy apreciada como animal de compañía y por ello es bastante frecuente en las casas, tanto americanas como europeas. Su dieta en cautividad debería incluir una mezcla de semillas específica para conuros americanos de alta calidad, sin cacahuetes o un pienso específico para psitácidas medianas (también se pueden alternar estos dos métodos). También incluiremos frutas y vegetales variados, como mínimo 4-6 al día (manzana, pera, mandarina, calabacín, melón, sandía, pepino, brócoli, acelga, cardo, coliflor, limón, frutas de temporada, papaya, mango, calabaza (hervida), zanahoria, etc.) siempre lo más balanceado posible (es decir, no poner dos cítricos juntos). Una vez por semana, también podemos darle este tipo de frutas: ciruela amarilla, kiwi, plátano, frutos rojos y remolacha. También habrá que añadir una fuente de proteína vegetal semanal, en forma de guisantes, habas o germinados. De vez en cuando, podemos ofrecerle también maíz dulce desgranado, arroz o pasta hervidos sin sal, pan integral, cereales dietéticas o queso fresco sin sal/yogur natural sin edulcorantes. Evitaremos añadir extra de pipas u otros frutos secos oleaginosos a la dieta.

picada

Necesita una jaula amplia, de barrotes “duros” (jaula para cotorras y papagayos) ya que de lo contrario, su fuerte pico puede llegar a romperlos. La cotorra argentina precisa de numerosos juguetes para roer y entretenerse, como piñas, juguetes de madera, de metacrilato, campanas, ramas naturales, etc. Así mismo, suelen ser grandes escapistas, por lo que siempre hay que asegurar las puertas de la jaula mediante candados u otros métodos de fijación. Suelen ser agresivas con otras especies, especialmente en la época reproductiva, por lo tanto evitaremos tener grupos mixtos con ellas.

La cría en cautividad se suele realizar en aviarios o jaulas amplias y suelen usarse cajas nido en sustitución al nido comunitario. El tamaño de la caja debe ser: 30.5cm x 30.5cm x 46cm en vertical. Suelen poner 5-7 huevos, que eclosionan al cabo de 23-24 días. Las crías son independientes a las 6-7 semanas de vida.

La cotorra argentina cuenta con las siguientes mutaciones:

  • azul
  • azul diluido
  • azul canela
  • cara amarilla
  • gris
  • gris canela
  • amarilla
  • blanca
  • oliva

colorines

cabe decir, que la cotorra argentina es un potencial animal plaga. Su cria y venta, está prohibida en todo el territorio español.

El precio de esta cotorra criada en cautividad varía entre los 45 euros y los 150 (el morfotipo verde) pudiendo alcanzar los 300 euros los ejemplares azules (la única mutación relativamente visible en nuestro país)

Bibliografía consultada:

http://www.monkparakeet.com/index1.htm

http://invasions.bio.utk.edu/invaders/monk.html

http://www.ibercajalav.net/img/258_Myiopsitta_monachus.pdf

http://qp-society.com/QPSmain/QPSindex.html

http://www.seo.org/media/docs/F_Myiopsitta_monachus.html

http://www.parrots.org/index.php/encyclopedia/captivestatus/monk_parakeet/

http://www.seo.org/media/docs/F_Myiopsitta_monachus.html

http://noticias.juridicas.com/base_datos/CCAA/va-d213-2009.html

http://www.loroadictos.com/foros/alimentacion/37004-con-fundamento-amazonas-y-conuros-americanos.html