5937868674_8397bdb3a5
  • Anna Berto
  • Blog

Como administrar medicaciones orales en aves

Medicar un ave puede ser muy fácil o todo una odisea, todo depende de la mano que tengamos y el carácter del ave.

Hay algunos consejos que deberemos tener en cuenta a la hora de medicar nuestras aves:

– tener todas las medicaciones ya preparadas en sus respectivas jeringuillas. Así manipulamos lo mínimo al ave, administrándolas rápidamente.

– antes de proporcionar la medicación, coger al ave con suavidad, darle chucherias, acariciarla… que lo relacione con algo bueno. Si al cogerla se resiste, utilizar una toalla.

IMC07169

– Introducir suavemente la jeringuilla en la boca del ave y administrar lentamente el medicamento, dejando que trague, sin asfixiarla.

– una vez finalizamos la medicación, dejar al ave en su percha con suavidad y ofrecerle una chucheria.

Sin embargo, no siempre es tan fácil…

download

¿Qué ocurre si el ave no es sociable o no tolera la manipulación?

En ese caso nos armaremos de paciencia y la inmovilizaremos con un trapo o toalla. Las aves cuando se asustan, es más probable que escupan la mitad del medicamento en lugar de tragarlo. En ese caso, mucha más paciencia y administrarlo muy poco a poco.

Un truco para las aves papilleras, es mezclar el medicamento con zumo o con algo de papilla. Muchas aves se lo toman así sin darse ni siquiera cuenta.

7191715

Ojo con sobredosificar los medicamentos. Si no estamos seguros que se haya tomado su dosis entera, nos esperaremos a la siguiente y tendremos más cuidado. No se la repetiremos por si acaso, ya que muchos medicamentos pueden tener efectos tóxicos cuando son tomados en exceso.

Administrar medicamentos en el agua solo es una opción válida en caso de colectivos de pequeñas aves donde sea imposible medicarlos a todos uno a uno. Pero no es una opción buena, ya que no se controla la dosis que toman las aves y puede ser que el medicamento le de sabor al agua y no quieran beber. En caso de patología, siempre hay que medicar, no dejarlo en el agua y que el ave la tome ya que encima de enfermo se puede deshidratar. Esta opción solo es válida para desparasitaciones preventivas o para tratamientos vitamínicos.

Hay que respetar las dosis y los horarios de medicación. Tener en cuenta, aunque parezca obvio que 0,04 no es lo mismo que 0,4 ml. Una dosis 10 veces mayor puede ser letal en algunos medicamentos!!

También debemos tener en cuenta que algunos medicamentos deben ser guardados en la nevera. Otros deben agitarse antes de cargarse en la jeringuilla. Y otros deben ser desechados una vez finalizamos el tratamiento.

Los medicamentos espesos suelen atascar las jeringuillas cuando se secan. Importante lavarlas después de cada toma y descartarlas después de varios usos.

Evitar ensuciar al ave con el medicamento. Si la ensuciamos, hay que limpiarla.

IMG_3440