feather-plucking
  • Anna Berto
  • Blog

Como abordar el picaje por aburrimiento

Ante todo, debemos tener caso que el aburrimiento es una de las múltiples causas que pueden causar picaje, ya que hay muchas otras entre ellas patologías graves que deben ser descartadas previamente. Si nuestro loro mascota sufre picaje deberemos acudir al veterinario para que le realice las pruebas pertinentes y pueda llegar así a la causa. En este artículo sin embargo nos centraremos en el picaje por aburrimiento.

380039_255043994547285_1830235394_n

Las aves pueden tocarse las plumas e incluso llegar a arrancárselas por un problema psicológico, que puede empeorar con el tiempo. Algo así como los trastornos obsesivos-compulsivos de las personas (haciendo una comparación muy superficial). Las aves pueden manifestar el malestar con diferentes alteraciones de la conducta, ya sea estereotipias, gritos, comportamientos destructivos y automutilación (en este último incluiremos el picaje de las plumas). El aburrimiento no es ni mucho menos tampoco, la única causa psicológica de picaje, solo es una más entre otras (frustración sexual, excesiva impronta, estrés ambiental, etc.)

pebbles2c-feathers

La historia clínica suele ser similar en todos los casos. Loro solitario de origen silvestre, en una jaula simple, muchas veces redonda, sin juguetes ni accesorios más allá de un palo para posarse y dos comederos. Suelen ser animales alimentados de forma monótona, que apenas salen de la jaula, poco socializados y en casos extremos, que viven de forma casi permanente debajo de una sábana para paliar los gritos. Hay que vigilar varios puntos, por ejemplo una mala dieta que puede ser también el origen de patologías.

Los loros, como aves inteligentes y sociables que son necesitan estímulos para mantener su mente entretenida. Un loro en una jaula, sin nada que hacer se aburre y en algunos casos su único entretenimiento es picotearse y dañarse las plumas, algo así como morderse las uñas.

loro476

Por suerte es algo sencillo de solucionar que solo requiere un poco de voluntad por parte de su propietario.

Primero hay que proporcionar al animal una jaula en condiciones, grande y espaciosa donde se pueda mover libremente y donde quepan todos sus accesorios.

Luego proporcionaremos juguetes variados, de colores brillantes y diferentes texturas para que pueda destrozar como si estuviese en la selva. Por desgracia, algunos loros no saben jugar con los juguetes y no les hacen caso (típico de loros mal criados o de loros salvajes que llevan mucho tiempo inactivos). Variaremos periódicamente las perchas de sitio. Renovaremos los juguetes de forma frecuente. Todo por cambiar su entorno y hacer que no sea aburrido.

También podemos entretener a nuestro loro con sonidos ambientales. Le podemos poner la radio con música suave o grabaciones relajantes. Evitaremos la televisión, ya que la percepción de las imágenes no es igual que la nuestra. Otra opción es poner la jaula cerca de una ventana o en el exterior, donde vea movimiento, en caso de aves que no se estresen fácilmente.

El enriquecimiento con la comida es muy importante. La alimentación de las psitácidas no solo debe ser equilibrada, sino que hay una parte psicológica en ello. Los alimentos de colores brillantes y diferentes texturas llaman su atención. Podemos optar por esconder la comida para que se entretengan buscándola, como lo harían en la naturaleza.

52dc8d1538e7944dec65d6c4781bbca2

Por último y no por ello menos importante, estan los juguetes interactivos especialmente diseñados para loros. El mercado está lleno de estos juguetes que emplean mecanismos muy variopintos para entretener a los psitácidos. El más sencillo es el Kong, que se trata de un juguete de plástico donde se oculta comida. Luego hay otros más sofisticados como norias, cajones, etc.

5803275