Amazona-de-alas-naranjas

Amazona de Frente Azul

Para nosotros las aestiva están quizás entre los loros más imprevisibles.  Dentro de esta especie, encontramos aves con un comportamiento ejemplar; poco gritones, divertidos, excelentes habladores, cariñosos, etc. y ejemplares que son todo lo contrario.  Evidentemente los dueños tienen mucho que ver en el resultado que se obtenga con un loro en concreto. Un mal loro en buenas manos, puede acabar siendo una mascota ejemplar y un buen loro en malas manos puede acabar siendo una pesadilla. Lo que sí es cierto es que hay pichones que dan muchas más facilidades que otros, lo que hace que su compra sea siempre una especie de lotería.

Otro inconveniente de las aestivas como mascota es que pueden tener cambios de humor bastante importantes. Pájaros que habitualmente se comportan correctamente de pronto un día pueden estar enfadados y volverse agresivos. La ventaja en estos casos es que son terriblemente expresivos y nos dejan claro su estado anímico antes de que nosotros metamos la mano en la jaula. Nunca debemos acercar la mano a un amazona que viene con la cola abierta en abanico, con las plumas de la nuca erizadas y que contrae y dilata repetidamente las pupilas ya que probablemente este comportamiento acabará en un picotazo fuerte.

Por lo demás, hablamos de loros con un colorido excepcional, y muy atractivos con unas grandes cualidades como mascota.

Información adicional
  • Nombre Común en Español: AMAZONA DE FRENTE AZUL
  • Nombre Científico: Amazona aestiva xanthopteryx.
  • Talla: 37 cm
  • Origen: Paraguay, Argentina, abarca gran parte de Sudamérica tropical.
  • Cites: Apéndice II, anexo B
  • Dieta en Cautividad: Mixtura de semillas, fruta y pienso compuesto. Hay que basar la dieta en la fruta y verdura ya que son aves con bastante tendencia a engordar.
  • Alojamiento: Las amazonas en general son aves bastante activas y necesitan hacer ejercicio ya que tienen una cierta tendencia a la obesidad. Esto nos obliga a proporcionarles una jaula de un cierto tamaño para alojarlas adecuadamente. Se les debe proporcionar espacio para moverse y abundancia de juguetes y cosas para hacer. Uno de estos pájaros no debiera alojarse en una jaula menor de 60 x 60 x 150 cm.